jump to navigation

Gosford Park: Para yonquis de las historias corales 4 diciembre, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
add a comment

Los casi 50 años de oficio de Robert Altman avalaron su extraordinaria capacidad creativa. Repartos corales acertadamente seleccionados, un minucioso sistema de trabajo en equipo, y el uso distintivo de múltiples historias, dieron como resultado una carrera plagada de filmes que ya podemos considerar clásicos. En 2001 el director norteamericano fallecido en 2006 cruzó el charco para realizar una coproducción británica, alemana, italiana y americana rodada en Inglaterra. Gosford Park es una historia coral que interpretaron Eileen Atkins, Bob Balaban, Alan Bates, Charles Dance, Kristin Scott Thomas, Stephen Fry, Michael Gambon, Maggie Smith, Emily Watson, Ryan Phillippe y Derek Jacobi (actor al que admiro mucho y que he de decir que una vez tuve el placer de felicitar personalmente durante el Festival de Málaga de Cine Español por un filme que sólo se sostenía por su interpretación: Anastezsi de Miguel Alcantud).

La historia nos sitúa a principios de los años treinta en la Inglaterra aristocrática. Un matrimonio de clase alta reúne a sus amistades en su mansión de la campiña británica, Gosford Park, para organizar una cacería. Allí se darán cita la nobleza inglesa, héroes bélicos y artistas de diversa índole que convivirán con la servidumbre. Todos ellos serán sospechosos de un asesinato.

El filme bebe de la herencia de obras como La regla del juego del maestro francés Jean Renoir, la serie británica Arriba y abajo y el “¿quién lo hizo?” clásico de las novelas de intriga de Agatha Christie y que contiene los códigos característicos de Altman. Los pilares que sostienen el filme son un fluido discurso social de estructura coral; una magnífica puesta en escena que nos introduce de lleno en la sociedad británica de la época; la utilización de diálogos encadenados y una excelente dirección de actores.

Una película que reportó a Altman el Globo de Oro y el BAFTA al mejor director y que fue nominada a 7 Oscars, entre ellos mejor película y director, de los que ganó solamente el Oscar al mejor guión original. Un trabajo cinematográfico que nos remite irremediablemente a seguir pensando que 80 años después de lo expuesto en la película y en cualquier sociedad del mundo el estatus social continúa delimitando mundos paralelos en nuestra realidad, la sociedad contemporánea. Y lo más importante: que la película me recuerda que soy un yonqui de las historias corales.

Anuncios

Infiltrados: Un clásico del cine contemporáneo 20 noviembre, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca, Vida.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,
3 comments

El pasado domingo, por esas casualidades del zapping, cuando me disponía a cambiar la vida colectiva del salón por la intimidad de mi cuarto me encontré en TVE con Jack Nicholson de espaldas, envuelto en el humo espeso de un cigarro. En el contraplano no había humo, ni siquiera cigarro. En ese momento sabía que me disponía a revisar una de las películas producidas en los últimos cinco años que más me ha impactado: Infiltrados (The departed) de Martin Scorsese. Ganadora de 4 Oscars en 2006, nada menos que a película, director, guión y montaje; y del Globo de Oro al mejor director entre otros premios menos rimbombantes pero no por ello menos importantes.

La película es desde el punto de vista del espectador desasosegante, genera esa ansiedad provocada por el suspense porque en todo momento sabemos más que los propios personajes. Algo a lo que últimamente no estamos muy acostumbrados ya que parece que respondemos mejor a la sorpresa y al engaño vía metábasis súbita. Nos gustan los giros de guión finales que derrumban la narrativa de los filmes. Casi como en nuestras vidas en las que tristemente esperamos que algo, alguien o la alineación de los astros nos ofrezcan la solución final a nuestros programas narrativos vitales. No queremos vivir con la incertidumbre permanente de saber que lo que va a pasar sucederá inexorablemente pero desconociendo qué y cuándo. Le quitamos salsa a la vida prefiriendo que la bomba estalle sin saber que la teníamos bajo la enagüilla de la mesa camilla. La motivación en la vida está en saber que la bomba está ahí, y que va a estallar en algún momento determinado, pero que lo sabíamos y que esa bomba tenía nombre. Y como teníamos la información y no la obviamos, nuestra vida será mejor, porque conocemos cómo acabará todo. No lo digo yo, Hitchcock decía algo parecido para definir con un ejemplo lo que es el suspense. Nuestra realidad debe amar el suspense, no la sorpresa, para tenerlo todo bajo control en el programa narrativo más bello que es la vida, en el que además somos protagonistas.

Esta reflexión en el fondo lo único que intenta es evitar el fusilamiento del argumento de la película a quién todavía no la haya visto, si queda alguien. Volviendo al filme diré que el reparto es absolutamente extraordinario con Jack Nicholson, Leonardo DiCaprio, Matt Damon, Mark Wahlberg, Alec Baldwin, Martin Sheen y Vera Farmiga (qué particular belleza la de esta mujer) entre otros. También diré que es imprescindible verla. Y que es un remake de una película producida en Hong Kong en 2002, dirigida por Lau Wai Keung y Alan Mak, titulada Infernal Affairs, título traducido al español como Juego sucio. Y que mi siguiente cometido es ver la semilla oriental del que es ya un clásico del cine contemporáneo.

Vértigo (De entre los muertos): Un señor llamado Hitchcock 19 junio, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , ,
4 comments

Cuando me planteo seleccionar una de las 58 películas de Alfred Hitchcock, director que todos recordamos como el gran maestro del suspense, se me vienen varios títulos a la cabeza pero decido añadir a nuestra videoteca Vértigo (De entre los muertos),  y por favor no me pregunten por qué, porque quizás no les pueda responder.

Cuando Hitchcock filmó Vértigo (De Entre los Muertos) en 1958, su reputación como el mago del suspense había sido establecida firmemente, pero la crítica internacional aún no lo reconocía como un verdadero autor. Su carrera hollywoodense -desarrollada dentro del rígido sistema de producción de los grandes estudios- hizo que Hitchcock fuese considerado como un director comercial y taquillero por los especialistas en el cine de arte.

Fueron los escritos de François Truffaut en la prestigiosa revista Cahiers du Cinéma los que llamaron la atención hacia el cine de Hitchcock, a finales de los cincuenta. Truffaut convirtió al mago del suspense en uno de los directores más prestigiosos para la crítica cinematográfica.

Paralelamente a su nueva reputación, Hitchcock comenzó a hacer un cine cada vez más personal y menos complaciente con el público. Vértigo (De Entre los Muertos) no fue una cinta taquillera en su época, pero adquirió con lo años un enorme prestigio y se convirtió, para muchos, en la mejor película de su extensa filmografía.

El argumento plantea a un James Stewart que interpreta a un detective de San Francisco que sufre de miedo a las alturas y que deberá abandonar su actividad tras la caída de un compañero desde un edificio durante una persecución. Tras su retirada, un amigo lo contratará para que vigile a su esposa, la bellísima Kim Novak, que está inmersa en una profunda depresión. Stewart terminará obsesionándose con la misteriosa mujer.

Vértigo (De Entre los Muertos) es uno de los thrillers más elegantes jamás filmados. Su impecable belleza visual, el uso de los colores como medio para reflejar estados de ánimo, y las técnicas que Hitchcock inventó para la película (como el dolly-zoom) hacen del filme una experiencia cinematográfica difícil de olvidar. Copiado muchas veces, pero jamás igualado, el cine de Hitchcock alcanzó con Vértigo (De Entre los Muertos) la cumbre de su carrera como realizador. Esta maravillosa película que desde los títulos de crédito iniciales de Saul Bass supura maestría no podía faltar en nuestra videoteca.

A %d blogueros les gusta esto: