jump to navigation

Loquillo: La vida por vivir 9 noviembre, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cultura, Música, Vida.
Tags: , , , , , , ,
1 comment so far
Loquillo durante su concierto en Sala París15. Foto: Migue Fernández

Loquillo durante su concierto en Sala París15. Foto: Migue Fernández

El pasado viernes saldé una deuda que tenía pendiente con el Rock and Roll español y, en cierta manera, también con un viejo amigo eterno, Toni. El Loco tocó en Málaga en una sala, París15, que se presenta como verdaderamente prometedora para la programación musical malagueña. Una apuesta arriesgada, pero que parece muy bien montada y con una configuración muy cómoda y una acústica bastante buena.

En esta ocasión la expedición musical la componíamos Oli, el astur desatado; Migue, ese gran amigo y casi mejor profesional de la fotografía y que además fue a currar para su medio (gracias por la cesión de la foto para el blog); y yo mismo, volando sobre el nido del loco, sólo por esta vez.

Pero, una vez más en esta mi frenética y agitada vida musical reciente no me voy a centrar en la música para explayarme en el blog. Me interesan más las sensaciones, las emociones que tengo al contemplar y escuchar el espectáculo. E inevitablemente, al verle sobre el escenario lo primero que se me vino a la cabeza es nuestro amigo Toni, era un gran admirador, su gran imitador en cierta manera. Los gestos de Loquillo eran los gestos de Toni, o viceversa. Migue me comentó al salir del concierto, quizás con más conocimiento de causa, lo mismo que yo pensé y no me atreví a decir antes. Gestualmente, musicalmente, personalmente era imposible no recordar. Donde quiera que estés, amigo: nos acordamos de ti, demasiado a menudo. Fue demasiado pronto. Había demasiada vida por delante.

Loquillo en concierto resulta imprescindible para terminar de comprender la música española de los últimos 30 años, pero sobretodo para comprender al personaje, incluso para comprender a un amigo. Un tipo que nunca dejó indiferente pero que concretamente, en mi caso, se ha hecho con mi favor definitivo con sus últimos diez años musicales, precisamente cuando Loquillo es ya un músico reposado que es capaz de analizar el pasado y mirarlo nostálgicamente pero también de vivirlo en el presente con madurez. Quizás por eso subió Sabino Méndez al escenario para recuperar un poco del ayer, la esencia de cuando fueron los mejores. Personalidad, carisma, poder, chulería, tablas, sonido, voz (qué voz) y conexión con su público. Un músico consciente de que ya murió de éxito pero que tiene la vida por vivir.

Supersubmarina: jóvenes músicos con un prometedor futuro 25 octubre, 2010

Posted by Dioni Palacios in Música, Vida.
Tags: , , , , , , , , ,
1 comment so far

Hace como un par de años, en una de mis incursiones internaúticas, descubrí a este grupo musical formado en Baeza, tierra de buenos amigos, a los cuáles pregunté por ellos y algo me contaron sobre su antigua amistad profundizada por su pasión por la música. Al escuchar sus canciones en su Myspace me transmitieron una sensación por encima de todas: estilo. Un estilo marcado por un sonido personal que hacía prever que llegarían a firmar con una discográfica, finalmente con Sony Music con la que han editado su álbum Electroviral.

El sábado estuvieron en concierto en Málaga, en La Caja Blanca, y me acerqué a verlos con mi incansable amiga Toñi (a quién tienen entusiasmada desde hace unos mesecillos) y mi amigo, y grandísimo actor, Andrés, al que por cierto, hacía más tiempo del debido que no veía como a tantos otros y otras, desgraciadamente. Pero bueno tampoco quiero desviarme demasiado del tema que me lío, me lío y acabo por los cerros de Úbeda, muy cerca de Baeza y de paso me ligo unas cañas y tapas con los Supersubmarina. La cosa es que creo que los tres, disfrutamos bastante el concierto porque mola la música que hacen, manejaron bien el ritmo del concierto y corroboraron su estilo. A pesar de que, aunque el local está muy bien acondicionado y es bastante coqueto, el sonido no es todo lo limpio que debería ser y que merecen los grupos que se suben al escenario. No soy crítico musical, ni pretendo serlo, pero esta gente te hacen sentir su música y eso es suficiente para recomendarlos.

Como parte del anecdotario producto de las cosas que me pasan y las cosas que percibo, quería destacar lo que observé en Toñi y que después ella misma me confirmaría. Cuando el grupo saltó al escenario: la miré, ella me miró y… que no, no nos besamos, ni nos liamos ni nada por el estilo… pobres almas calenturientas, incluida la mía… Simplemente deducí que estaba sorprendida por lo jóvenes que son los músicos que más ocupan su presente sonoro de treintañera ya, siendo generoso (felicítame por esto). Y también estaba segura, como yo, de que si continúan trabajando duro les espera un brillante futuro. Volveremos a encontrarnos, baezanos.

De cómo, contra todo pronóstico, asistí al concierto de U2 en Sevilla 6 octubre, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cultura, Música, Vida.
Tags: , , , , , , , , ,
3 comments

Escuché decir a mis amigos que era porque el destino quiso que yo estuviera allí. En cierta manera, estoy de acuerdo con ellos y ellas, aunque la importancia que un concierto tiene en nuestras vidas no deja de ser muy relativa. Preferiría que el destino pronto se alinee a mi favor en parcelas más importantes, pero mientras tanto no puedo obviar que me gustó asistir al concierto, lo disfruté. Disfruté de Bono y compañía y, por supuesto, de mis compañías: Migue, Toñi, Mónica, Cristina, Sergio y Manolo.

Lo rocambolesco de cómo conseguí asistir no deja de ser una anécdota que inevitablemente el ser humano relaciona con la alineación de astros. En parte triste por el motivo y en parte alegre por la resolución para mí. Resulta que hace aproximadamente mes y medio sabía que no iba a poder asistir pues operaban a mi madre a 200 kilómetros de distancia el mismo día del concierto  (tras el cambio de fecha del mismo por la huelga general). La intervención de cataratas, a priori, no parecía muy complicada, pero sin duda, no iba a dejar a mi madre sin mi compañía justo después de la operación por un motivo que no fuera verdaderamente importante o irrepetible.

Había comprado la entrada hacía un año junto a 8 amigos, con toda la ilusión del mundo por ver a la banda irlandesa por primera vez en mi vida. U2 no es mi grupo favorito, pero es una de esas formaciones que no puedes morirte sin ver en directo. Habría más oportunidades, así que decidí vender la entrada, incluso tuve que vender tres entradas más de amigos que me pidieron el favor por diversas circunstancias.

La cosa es que una semana antes del concierto había vendido tres entradas, y la cuarta la tenía apalabrada para el mismo día del concierto con una chica de Madrid, con la que mis amigos ejecutarían la venta de una bolsa de pipas y le regalarían la entrada. Pero en una jugada extraña, el día antes del concierto a las nueve y media de la mañana, esta chica me llamó diciéndome que finalmente no podía asistir por falta de alojamiento, un tanto sospechoso. Quizás consiguió la entrada por otro lado, quizás se arrepintió. Eso no es ahora lo importante, lo importante es que la chica me dejó con la entrada colgada un día antes del concierto, sin margen de maniobra para venderla a través de Internet, pues prácticamente estaba aislado, aunque hice un pequeño intento frustrado gracias a que mi amigo Jorgete había borrado todos los mails de la gente que nos habían contactado a través de una cuenta común que habilitamos para este tema, le felicité por ello…  En fin, lo inteligente era que mis amigos que asistían al concierto intentaran vender in situ.

La cosa es que a eso de las 14.30 recibimos una llamada del hospital para decirnos que había fallecido un familiar muy cercano del cirujano que operaba a mi madre y que había que retrasar la operación. La verdad que, en un principio, me frustró bastante, pues ella ya estaba concienciada y tranquila. Pero después, me dije: tengo entrada, el concierto es mañana, no hay operación por causa mayor… blanco y en botella. A Sevilla.

¿Cómo fue el concierto? Esto no es una crítica musical, ni una crónica del concierto, es un relato de cómo llegué a asistir contra todo pronóstico al concierto de U2 en Sevilla. No obstante, justo es decir que fue un espectáculo visual y escenográfico irrepetible y que  musicalmente sonaron varios himnos generacionales de los que me quedo con Sunday Bloody Sunday. Pero como poderío musical encima del escenario me quedo con Bruce Springsteen, al que vi en el mismo lugar hace más de un año, que tampoco es mi músico favorito pero que, en directo, sigue siendo el Boss.

La insoportable brevedad del estar 13 agosto, 2010

Posted by Dioni Palacios in Vida.
Tags: , , ,
add a comment

A continuación expongo el artículo que he redactado para su publicación en el libro de la Feria y Fiestas de Villanueva del Duque 2010, esta semana por cuestión de agenda semivacacional no habrá sección La Videoteca

La última feria del siglo XX, para algunos la primera del siglo XXI, la del año 2000, fue la penúltima ocasión en la que nuestras fiestas no tuvieron ningún fin de semana, el 14 fue lunes y el 18 fue viernes. Esto, para algunos como yo, lo digo por la juventud ansiosa de fiesta, no era malo, sino muy bueno, porque uno en los años mozos de nuestra generación, a diferencia de las pasadas, no entendía de días laborables, esa expresión que sonaba a poco menos que arameo. Sólo sabíamos de ferias, fiestas y fines de semana; a pesar de que, quién más, quién menos, teníamos nuestras obligaciones con los negocios familiares, los estudios, o esos primeros trabajillos mal pagados y peor cobrados que nos amenizaban o importunaban en la época estival. 

Aquel capricho del calendario, del año que a punto estuvo de destrozar los sistemas informáticos mundiales por el temido y mal calculado efecto 2000, nos regalaba cuatro días más de jolgorio, fue el año que la feria empezó temprano y acabó tarde, o lo que es lo mismo, empezó antes de empezar y acabó después de acabar. Digamos que para mi, ésta fue la única ocasión en la que pude disfrutar de esta coincidencia, las demás o no tenía edad consciente o suficiente para soportarla o valorarla, o bien las circunstancias no fueron las mejores para orientarlas al disfrute. 

Corrían los años en los que en nuestra feria se había comenzado a instaurar ya como alternativa de ocio a la “movida de la carretera” la instalación de disco-casetas o la tendencia de algunos locales de restauración habitual que habilitaban patios con el mismo objetivo para los días de feria, pre-feria y post-feria. Años en los que comenzábamos a vivir la fiesta en la calle hasta altas horas de la madrugada, más bien de la mañana siguiente. Históricamente, podríamos hablar de los años transgresores de la movida villaduqueña. A varios amigos tuve involucrados en el difícil negocio de trabajar cuando los demás disfrutan pues fueron fundadores, socios o propietarios de alguno de estos centros de ocio social, y por supuesto, más de una mano le echamos en lo que pudimos, aparte de agarrar el cubata de rigor. Lo que más me agradaba de esta nueva situación es que, en ocasiones, hasta tenía la oportunidad de poner la música que me apetecía, claro está con ciertos límites ya que mis gustos digamos que ni eran ni son muy comerciales y mucho menos feriantes. 

Siempre he sido más de noches que de días, soy nocturno por naturaleza, me gusta la noche más que a los gatos que maúllan las canciones de Loquillo en un callejón, sin embargo comencé a apreciar que las “fiestas del agua” a mediodía resultaban bastante interesantes para refrescarse en los calurosos veranos a los que nos tiene acostumbrados el Valle de los Pedroches. Eran, algo así, como los años en los que la investigación y desarrollo en cuestión casetera llegaron a su máximo exponente en nuestro pueblo. El clímax de este programa de I+D se alcanzó con el primer striptease unisex made in Villanueva del Duque, hit entre los hits, tal evento se convirtió en un éxito de público, ¡cómo estaba la plaza!, que diría el Dúo Sacapuntas. También fue un superventas, seguro que reportó una buena caja a la mente que urdió tal plan de despelote público, lo mismo no, que más da. Pero lo que más me interesa, como casi siempre, es la crítica, la hubo favorable y contraria como para cualquier obra transgresora, pero se habló y mucho, se habló en la calle, en el súper de Maruja Esquinas, en el bar de Antonio, en la peluquería de Mari Cruz, en la tienda de Carmen, en la carnicería de Ponciano, en el Hostal Los Ángeles y hasta en la Parroquia de San Mateo… Se convirtió en un producto de ocio avalado por la máxima del marketing que reza así: “que hablen bien o mal, pero que hablen”, definitivamente pienso que este pequeño paso para los strippers supuso un gran paso hacia el siglo XXI para nuestro pueblo en cuestión del culto al cuerpo, al más puro estilo del activismo performativo estandarte de la identidad sexual. Y como se habló tanto, pues meses más tarde sería uno de los temas más citados en los carnavales, y cuando uno se lo toma con humor ya no se pone colorado, y cuando dejas de ponerte colorado superas tus miedos, tus lastres y tus vergüenzas. 

Eran los años en los que ir a los espacios físicos como el parque, el paseo o a la “media luna”, ya no era un viaje a un espacio sino a un evento, el botellón, un fenómeno social, encumbrado en los años 90 pero inventado por los jóvenes romanos, que goza de muy mala prensa y que llegó con cierto retraso a nuestro municipio, al menos en su denominación, y que se encuentra ya en vías de extinción en las grandes urbes pero que creo, no lo sé a ciencia cierta pues hace años que no lo frecuento, en Villanueva se encuentra en su máximo esplendor pero que irremediablemente está condenado, simplemente por cuestión de moda a desaparecer en cuanto a algún restaurador se le ocurra establecer la política de la happy hour o del 2×1. 

Los puestos, tómbolas y cacharritos de los feriantes también alargaron su estancia haciéndonos sentir que aquel año, la feria duró más de cinco días, cuando afirmo esto, lo digo sin la menor intención de alargar la feria oficialmente, nada más lejos de mi escasa autoridad y gobierno, sino con la mejor de las sensaciones que es el hecho de que muchos de nuestros paisanos pasaron más tiempo entre nosotros, o simplemente que pudieron venir el segundo fin de semana los que no lo hicieron en el primero o viceversa, el calendario ofreció una doble oportunidad para que el desaparecido tren del Soldado pasara dos veces. Y no recuerdo cómo sobrevivimos los que estuvimos durante el periodo íntegro, quizás por la firme convicción de que aquel año pudimos vencer a la insoportable brevedad del estar… de feria.

La séptima 20 mayo, 2010

Posted by Dioni Palacios in Deportes, Vida.
Tags: , , , , ,
1 comment so far

Tal día como hoy, un 20 de Mayo de 1998 y aproximadamente a esta hora, Pedja Mijatovic devolvía al Real Madrid al Olimpo de los Campeones de Europa. Siempre recordaré aquella noche de mis años de estudiante: vimos el partido en casa del amigo Migue, por aquel entonces José Miguel. Que yo recuerde, podéis corregirme, al menos estábamos el propio Migue, José Luis, Paco, Juan Carlos, Nathalie, Rai y Toni (descanse en paz… Fue uno de los momentazos que vivimos). Menuda juerga nos corrimos con el pitido final… Hasta entramos a una peña del Barça pidiendo la Copa.

Aquel gol fue una explosión de júbilo, para los que creíamos que veríamos levantar la séptima a nuestro capitán, Manolo Sanchís, reforzados sobretodo porque Paco, José Luis, Juan Carlos y yo mismo habíamos estado en el Bernabeu viendo la semifinal, aquel partido ante el Borussia Dortmund (2-0) que se recuerda por la caída de la portería. Qué mal lo pasamos, porque estábamos en Madrid en una excursión organizada por nuestra facultad para visitar los medios de comunicación, y habíamos comprado las entradas en la reventa por 7.000 pesetas de la época (como buenos administradores de economía estudiantil hicimos buen negocio, costaban 5.000), rechazando así  una invitación como público que teníamos a Lo + Plus, a la misma hora del partido, que era aquel programa que presentaban Máximo Pradera y Fernando Schwarz y en el que colaboraba Ramón Arangüena. Cuando vi la copia de la grabación que me pasó algún compañero que la registró para reconocerse entre el público, me di cuenta de lo cabrones que son algunos con el sonrisón de oreja a oreja cuando Pradera dijo que en el Bernabeu se había caido una portería y que el partido podía suspenderse. Mientras, nosotros escuchando la radio acojonados, porque podía ser nuestra oportunidad perdida, si no se jugaba íbamos a tener complicado asistir otro día al partido. Pero, como si del videojuego de los Lemmings se tratara, aparecieron unos operarios con una portería a cuestas. Finalmente se jugó… nosotros respiramos… otros a joderse…

En fin, hoy, como buen madridista me afloran estos pensamientos, recuerdos de un grupo apasionado por el fútbol en más rachas que menos, porque como insinuaba Campanella en El secreto de sus ojos, uno puede cambiarlo todo en su vida… pero no puede cambiar de equipo, aunque algún curioso caso conozco, aunque fue para mejor. Hoy me resulta un día oportuno para hacer una pregunta: ¿para cuando la décima, Florentino…, o al menos la segunda portería?

Hace tres años… 19 mayo, 2010

Posted by Dioni Palacios in Arte, Cine, Vida.
Tags: , , ,
2 comments

Sí, tres años han pasado ya desde que un 19 de Mayo estrenáramos aquel cortometraje, Borrados del mapa se llamaba, en el Centro Cultural de Diputación de Málaga. Recuerdo aquel día perfectamente, fue uno de esos días que no se te olvidan nunca, principalmente por dos motivos. Primero por parir la obra, hacerla pública, el nudo en la garganta, el miedo en el cuerpo… y el fuego también. Después, pero a la vez, por sentirte rodeado de tu gente, de tus amistades, las de aquí, las de allá, y hasta de las del más allá. Estuvisteis casi todos y todas, es de agradecer que más que importante me hicisteis sentir querido. Siempre hay alguien que no puede asistir, por diversos motivos, pero las almas estaban allí. La única excepción que verdaderamente lamenté fue la ausencia de mis padres por motivos de sobra conocidos. Me acuerdo de todos y todas, los miembros y “miembras” (que no, “mis hembras”) de aquel irrepetible equipo que construyó aquella obra… eternamente agradecido a todos y a todas.

Recuerdo el homenaje que nos dimos la expedición villaduqueña en Miguelito, el Cariñoso, recuerdo el camino al centro, recuerdo la tele, recuerdo al público, recuerdo vuestros abrazos, recuerdo aquella cena dividida porque no cabíamos todos en el mismo sitio, recuerdo aquella super fiesta en el Fraggle (antes de ser New), recuerdo aquel desayuno en Los Gitanillos, recuerdo aquel dormitorio colectivo improvisado en el comedor de mi casa que se convirtió en una fiesta de pijamas sin pijamas y de día, recuerdo…

En estos tres años, el corto nos ha dado múltiples satisfacciones: presencia en festivales; viajes cinematográficos inolvidables; e-mails emotivos; lágrimas y orgullo peñarrubiero, que no se nos olvide, porque ése era el principal objetivo y el primero cumplido, siento que quién lo vivió se ve reflejado en el cortometraje, y quién se lo imaginó mientras se lo contaban los abuelos lo puede ver gracias a nosotros. También nos hemos llevado algún que otro disgustillo de los que no son producto de manos propias sino de las ajenas, pero siendo positivo, nunca negativo, percibes que lo sensato es simplemente preocuparte de lo que estuvo y está en tu mano.

En fin, no quiero ponerme demasiado sentimental, aunque ya lo haya hecho, simplemente, os voy a dejar aquí insertado el reproductor de Youtube con el corto, por si en un día como hoy, tres años después, a alguien le apetece recordar un laborioso trabajo y un buen día.

A %d blogueros les gusta esto: