jump to navigation

Community manager: ¿Denominación de origen? (II). Funciones y burbujas 6 marzo, 2012

Posted by Dioni Palacios in Web 2.0 y Social Media.
Tags: , , , , , ,
add a comment

Tras mi intento de definir al community manager en la primera parte de este post desde la deconstrucción lingüística, creo que resulta muy obvia la función del community manager que considero más importante: la comunicación interna y externa bajo la herramienta de la conversación, más que como herramienta como actitud. De lo que se desprende que sus habilidades han de cimentarse en la comunicación y el marketing y ha de tener una formación, al menos general, en estas áreas de conocimiento y una formación específica y actualizada (reglada o no) sobre las herramientas 2.0 (y 3.0) que tiene a su alcance. Estos conocimientos y habilidades han de ser suficientes para orientar la comunicación empresarial a través de Internet, obviamente reforzada por un conocimiento total de la estructura organizativa, empresarial y sectorial de la marca o marcas a las que representa.

Sobre el futuro diré que se me antoja un tanto incierto. En ciertos medios y blogs se habla de burbuja:

“Si hay burbuja se llama ‘Community manager'” en El Pais

“La burbuja de los Community manager” en Gorka-G

“¿Explotará la burbuja de los community manager?” en MarketingDirecto

Lo que me parece es que, con burbuja o no, con la aparición de Internet y potenciado por la web 2.0 algo ha cambiado en el marketing y comunicación empresariales y que se me antoja, por adaptación, necesario. La necesidad augura un buen futuro, al menos a corto-medio plazo. Ahora bien, se me plantea una pregunta, ¿es la figura del community manager resultado de una aparición natural o es una necesidad creada? Inquietante cuando menos…

Sobre la naturaleza de los foros y los blogs… 20 febrero, 2012

Posted by Dioni Palacios in Web 2.0 y Social Media.
Tags: , , , , , , , , , , , ,
1 comment so far

Iniciemos este post con una pregunta de formato casi matemático: ¿Foro = web1.0 OR web 2.0 OR mix?

Mi respuesta va a ser contundente pero a la vez ambigua. Actitudes 2.0 condicionadas por la tecnología 1.0. Pero iré más allá, los foros son el germen de la web 2.0. La mejora del flujo de la comunicación y la socialización de la comunicación en la red es lo que ha obsesionado a los desarrolladores y esa obsesión nace con los foros. Los foros son la primera herramienta que demuestra que era posible romper los cánones de la comunicación unidireccional de los orígenes de la web.

Pero ahora se me ocurre plantear una pregunta: ¿por qué los foros han evolucionado poco funcionalmente y muy poco estéticamente lo que produce el efecto de que los veamos como herramientas retro? Me aventuraría a decir que adquiere su sentido en la dimensión del flujo de la información potenciada por su característica estructura. Primero esta la temática general del foro que establece una serie de temas básicos. Temas que pueden ser matizados por la apertura de hilos. Hilos que generan conversaciones. El flujo estructural de la información es una pirámide invertida donde la materia prima es la conversación. Expertos, interesados, curiosos, aprendices, maestros, todos tienen cabida en la búsqueda de respuestas a preguntas concretas.

Las redes sociales han asumido en cierta forma este rol, pero encuentro varias diferencias:

1. El flujo de la información es espontáneo, no responde a una estructura previamente establecida.

2. La posibilidad de conocer la conversación está sujeta a que previamente seas miembro de la red.

3. Los miembros de la conversación son totalmente identificables.

Considero que los foros continuarán teniendo su cuota de participación y no poco importante. ¿Por qué? Porque tenemos preguntas o entramos en debates en los que encontramos satisfacciones distintas a las que encontramos en las redes. Si respondes, ayudas públicamente a desconocidos que en el futuro pueden entrar en tu red social o contribuir a la mejora de tu reputación online, ¿hay mayor recompensa que el altruismo? Si preguntas o participas en debates incómodos, no te comprometes ante tus contactos a evidenciar que no sabes algo o a conocer cómo piensas, el anonimato es un valor añadido. Por otra parte, son una forma muy cómoda de encontrar anónimamente a gente que tiene tus mismas inquietudes o que tiene respuestas a esas preguntas concretas, el tema de ese foro. Como nuestra forma de preguntar es muy parecida, y gracias a la buena indexabilidad de los foros en buscadores, es fácil encontrar rápidamente lo que buscamos. Satisfacción casi inmediata.

En cuanto a los blogs, lo reconozco soy bloguero, pero antes soy licenciado en ciencias de la información. Recuerdo una asignatura que se llamaba Derecho de la comunicación y la información. Recuerdo cómo se hablaba de la cláusula de conciencia del informador. El informador no trabaja para sí mismo, sino que ha de casar su ideología e intereses con las del medio para el que trabaja. Como informador dependiente hay que aceptarlo.

Si bien, no considero que un blogger sea un informador, los profesionales de la información somos los formados en una facultad de ciencias de la comunicación. Pero eso es lo bueno del blogger que su compromiso es independiente, que habla porque quiere y en torno a temáticas que se escapan al profesional de la información. Creo que es mejor que un ingeniero aeronáutico, sin intermediarios, hable sobre qué avances supone un nuevo motor de avión que el que lo haga sea un periodista. Eso sí, si le es posible hacerlo desde una aproximación divulgativa.

Cuando un blogger decide escribir sobre temas de actualidad ligados a la información pura y dura creo que lo hace desde la opinión, tal y como lo hacen los profesionales de la información sólo que la opinión de estos es impuesta por terceros, el medio que les paga. Luego concluyo que la diferencia fundamental es la independencia.

Dejo dos enlaces a manifiestos blogger:

http://eventoblog.com/manifiesto/

http://victorsolano.com/soy-libre-soy-blogger/

Gracias por vuestra atención, ¿Qué pensáis? ¿Es la independencia el factor clave?

Manual para aprender a bloguear en la empresa 12 diciembre, 2011

Posted by Dioni Palacios in Web 2.0 y Social Media.
Tags: , , , , , , , , , , , , , ,
add a comment

Alberto Ortiz de Zárate con su Manual de uso del blog en la empresa nos introduce paso a paso en la blogosfera para hacernos comprender que el blog es una herramienta de marketing imprescindible para la empresa contemporánea que se encuentra inmersa en una nueva era de la comunicación empresarial: la era de la conversación. En esta nueva era es necesario conocer cómo articular este nuevo modelo de comunicación a través del blogging.

Principios básicos

Una de las principales máximas a la hora de construir un blog corporativo es definir claramente los objetivos del mismo y ceñirnos a ellos como si de un guión se tratara. Pero antes de aventurarse a definir los objetivos hay que reflexionar sobre la importancia de escuchar las conversaciones que se producen en torno a nuestra marca y participar activamente en ellas no sólo en nuestro blog sino en toda la blogosfera, eso sí, sin ánimo de controlar la conversación.

La calidad de la información nos hace notorios

Si ofrecemos información de calidad y de primera mano tendremos posibilidades de convertirnos en una autoridad en el tema en el que se fundamenta nuestro negocio. Convertirse en una autoridad aumenta nuestra notoriedad, nuestros productos y servicios serán más demandados y serán nuestros propios clientes los que repartan nuestro evangelio por la blogosfera mientras que a nivel interno el blog fomenta la colaboración y el trabajo en equipo.

Los blogs se han convertido en el motor de las empresas 2.0, pieza central del engranaje que vira los modelos de negocio hacia una apertura a la conversación apta para todos los públicos. Este libro nos ayuda a comprenderlo.

¿Cómo era la comunicación antes de la web 2.0.? 25 noviembre, 2011

Posted by Dioni Palacios in Web 2.0 y Social Media.
Tags: , , , , , , , , ,
1 comment so far

Esta pregunta se me plantea en un momento que me obliga a reflexionar sobre cómo la aparición de Internet y su evolución social ha influido en la figura del informador, el comunicador o el técnico de marketing y ha contribuido en la configuración de nuevos profesionales necesarios en este tipo de gabinetes: el social media manager y el community manager . Intentaré buscar mi propia respuesta haciendo un brevísimo recorrido por mi trayectoria profesional.

 He trabajado en medios de comunicación, también para un gabinete de comunicación offline de una institución pública. Cuando me han contratado, siempre he tenido que adaptar mi modo de comunicar a las ‘maneras’ de mi contratador. Te conviertes en un filtro, un consejero, entre el contratador y su público. En aquellos años escuchabas a la empresa, interpretabas y canalizabas el mensaje mediándolo por tu punto de vista y tu estilo, pero moldeado por quién te paga. La confianza se basa en que conozcas a la perfección cómo piensa la empresa y que lo adaptes de la mejor forma posible a cómo piensa tu público. Pero el feedback era limitado. Sólo debías mantener la confianza de tu empleador.

Creo que ahí está la diferencia, ahora el feedback es casi ilimitado. Las altas esferas quieren conocerlo y el community manager debe exponer cuáles van a ser sus estrategias, creo que una vez conocidas y aprobadas por la dirección general, éste debe ser independiente. Sigue tratándose de mantener la confianza con el empleador, pero ahora la puedes perder de golpe si tu público no confía en ti. ¿Cómo lo véis? ¿Creéis que la confianza es el factor determinante? ¿Qué otros factores se os ocurren?

Community manager: ¿Denominación de origen? 16 noviembre, 2011

Posted by Dioni Palacios in Web 2.0 y Social Media.
Tags: , , , , , , , ,
2 comments

En foros académicos se dice que los actuales sistemas educativos han de formar a personas para trabajar en profesiones que aún no conocemos. Esto no es nuevo, con nuestra generación ya pasó. El profesorado que nos ‘educó’ no se podía imaginar de ninguna manera la repercusión que Internet iba a tener en la estructura del sistema social y económico, ni el papel globalizador de las nuevas tecnologías de la información.

Internet se confirma en el siglo XXI como la herramienta de comunicación poliédrica más inmediata, aunque no de acceso universal, robando protagonismo a los medios de comunicación tradicionales y consiguiendo que estos se adapten a la red para tener presencia eficiente en ella. Supone un cambio en el sistema, el sistema tiene nuevas necesidades y aparecen nuevas profesiones. La web social ofrece posibilidades infinitas en cuanto a la interacción emisor-receptor. El emisor no es ya el dueño absoluto del mensaje porque el receptor tiene un canal abierto para iniciar una conversación pública y en directo. El marketing empresarial debe aprovecharlo y alguien debe establecer la manera más adecuada de canalizar esas interacciones, hay que dar un nombre a ese profesional, una etiqueta que aún no creo que esté totalmente definida: Community manager.

Y creo que no está completemente definida porque la palabra ‘manager’ tiene una serie de connotaciones que me suenan muy de estructura empresarial, me suena a cargo de responsabilidad organizacional. Cuando realmente creo que sería más interesante caminar en otra dirección. Si el que hace zapatos es un zapatero (aparte de presidente del gobierno en funciones); el que media, conecta, dinamiza o modera con los públicos de una empresa a través de Internet debería denominarse de un modo más cercano a su labor, algo así como dinamizador de Internet (redes sociales o comunidad). No sé, ¿cómo lo véis?

A %d blogueros les gusta esto: