jump to navigation

El árbol de la vida: Recorriendo caminos inescrutables 16 octubre, 2011

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , , , , ,
add a comment

Hace ya varias semanas que tuve ocasión de contemplar esta obra maestra del genio poco prolífico Terrence Malick. Sin embargo, el exceso de trabajo primero y, en segundo lugar, la pereza que produce la salida a la luz cuando has estado un verano sin contemplarla me obligaron a pausar la actividad del blog. Hoy vuelvo, para intentar no marcharme. Pretendo recuperar mi actividad bloguera ahora que ya ha comenzado de nuevo la temporada cinematográfica de calidad. Poco a poco iremos volviendo a la normalidad y recuperaremos la sección semanal La Videoteca en la que incluimos, desde ya, ‘El árbol de la vida’.

Una película diferente, única. No pretendo reventarla, pero la verdad es que no sé si hablar de lo que pasó en la sala de cine o de la película. Nunca antes viví en un cine la experiencia de aquel sábado por la tarde. Señoras preguntando si el proyeccionista se había equivocado de película, gente riéndose de la película, gente protestando, gente protestando a los que protestaban, yo el primero. Le dije a una señora que si no le interesaba la película, la puerta estaba abierta… No me suelo meter en este tipo de ‘fregaos’, pero la ocasión lo merecía, pagué entrada como ella y como el resto de la sala. Si compras una prenda de vestir que no es de tu estilo o de tu talla, lo más probable es que intentes cambiarla o que simplemente no te la pongas, lo entiendo. Pero no le das el coñazo al resto de clientes de la tienda, ¿no? El cine existe para entretener a todas/os, por eso la cartelera es variada, sólo es necesario previamente que te informes de cuál es la oferta para encontrar tu talla adecuada o tu color preferido.

Pero volvamos a la película. Para no reventarla sólo diré que nos encontraremos a Brad Pitt, Jessica Chastain, Hunter McCracken, Sean Penn como intérpretes principales que interpretan a una familia que irá asumiendo a lo largo de los años los dramas que les plantea la vida, infiriendo en cómo nos hacen relacionarnos con los seres queridos y cómo nos influimos de forma determinante por nuestras actitudes, actos y ocupaciones. Una reflexión sobre la vida desde las raíces a la copa del árbol, hasta la última hoja caduca…

Intimista, existencialista y poética con un poderío visual inconmensurable que al huir de los cánones de la narrativa audiovisual camina sobre la delgada línea roja que separa la percepción del público recorriendo caminos inescrutables. La odiarás o la amarás, no hay término medio. Hay que verla porque es, ya, historia del cine.

Consejos: informarse antes de qué vais a ver (no es la última de Brad Pitt). No ir al cine en horas concurridas. Agitar cerebro antes de visionar…

Anuncios

Into the wild (Hacia rutas salvajes): Dan ganas de escapar 9 abril, 2011

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
add a comment

Tras el parón en esta sección por el Festival de Málaga vuelvo a la carga con nuevas energías y propongo para añadir a La videoteca un filme escapista, una de esas películas que provoca que te replantees tu escala de valores y que te motiva para escapar del sistema, para comprender que otro tipo de vida es posible y que hay algunos que han sido capaces de, por lo menos, aislarse del mundo y encontrar modos alternativos de vida. Hablemos entonces de Into the wild (Hacia rutas salvajes) dirigida por Sean Penn en 2007.

Recuerdo esta película con un cariño especial motivado, en primer lugar, por la historia que nos cuenta y, en segundo lugar, por la banda sonora que compusieron para la película Michael Brook, Kaki King y Eddie Vedder, líder de Pearl Jam,  quien además compone e interpreta las canciones de la película. Una de ellas, Guaranteed, le valió un Globo de oro.

La historia, basada en un hecho real, nos sitúa a comienzos de la década de los noventa cuando un joven idealista llamado Christopher McCandless decide abandonar la vida civilizada tras graduarse en Historia y Antropología en la Universidad de Emory. Cambió de nombre, donó todos sus ahorros y abandonó sus pertenencias y posibilidades de una vida social para poner rumbo a Alaska con el objetivo de enfrentarse a la verdadera naturaleza y con la esperanza de descubrir la verdad de su existencia.

Emile Hirsch es el encargado de dar vida de ficción a este personaje cuya interpretación le valdría el reconocimiento de la National Board of Review como mejor actor revelación. Le acompañan en el reparto Marcia Gay Harden, William Hurt, Jena Malone, Brian Dierker, Vince Vaughn, Catherine Keener, Hal Holbrook y Zach Galifianakis, entre otros. La película se basa en la narración del libro homónimo escrito en 1996 por el biógrafo de McCandless, Jon Krakauer, con el que inmortalizó su aventura basándose en el diario que el propio Cristopher escribió durante su insólita peripecia.

No os cuento más, sólo os animo a visionar el filme porque con la que está cayendo dan ganas de escapar aunque sea a Doñana…

La delgada línea roja: El límite entre la vida y la muerte 5 junio, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , , , , , , , , , ,
2 comments

Resulta que el cine bélico es uno de los géneros clásicos que el séptimo arte ha adoptado para ahombrar una multitud de producciones al calibre de obra maestra. ¿Quién no  recuerda a bote pronto al menos cinco títulos de películas bélicas de extrema calidad? Lo intento: El día más largo, Apocalypse Now, Platoon, El puente sobre el río Kwai o La chaqueta metálica, usted podría continuar con cientos de títulos más. Los más grandes directores han filmado y firmado al menos una obra del género, obras sobre la I Guerra Mundial; la Segunda, también; como no, Vietnam; guerras con todo tipo de contendientes, ubicaciones geográficas y armas; guerras con un único color, el rojo de la sangre. Ese color, el rojo, es el adjetivo con el que James Jones calificó su experiencia en la II Guerra Mundial, donde combatió en la isla de Guadalcanal, cuando la plasmó en una novela llamada La delgada línea roja. Una novela que hasta la fecha ha tenido dos adaptaciones cinematográficas: la primera dirigida por Andrew Morton en 1964, que se distribuyó en España con el título El ataque duró siete días; y, una segunda adaptación de 1998 del atípico y maniático cineasta americano Terrence Malick, que en más de treinta y cinco años de trayectoria sólo ha rodado cuatro films (más uno en camino), eso sí, La delgada línea roja le llevó quince años de intenso pero sosegado trabajo para obtener una película impecable, íntima y personal. Tan impecable que sólo hay que conocer la meticulosidad del director y ver el impresionante reparto con el que cuenta, con actores como Sean Penn, Jim Caviezel, Nick Nolte, Woody Harrelson, John Cusack, George Clooney o Ben Chaplin. Tan íntima que la acción se desarrolla en una isla virgen dónde el hombre lleva los males del mundo civilizado, corrompiendo la más pura naturaleza. Tan personal como el recorrido por la condición humana que significa el caminar hacia la muerte, y saber que el límite entre vida y muerte pende de una delgada línea roja. Un canto antibélico magníficamente orquestado.

En 1998, La delgada línea roja me hizo estremecer por su antibelicismo mostrando la guerra. Hoy el belicismo está en los telediarios, y me hace temblar porque empiezo a ver que la línea roja se va estrechando, que los acuerdos no llegan, que el límite está cercano. Pero como hay que buscar el lado positivo de las cosas, esto al cine le viene bien, en unos años las pelis de las guerras mundiales y del Vietnam han pasado a la historia, ahora las que ganan Oscars son las de la guerra de Irak, y los ganarán las de las guerras que vendrán. Pero ¿quién sabe?, a lo mejor, no vivimos para verlas. Hoy más que nunca: NO A LA GUERRA.

A %d blogueros les gusta esto: