jump to navigation

Qué bello es vivir: Un cuento de Navidad para el día de Navidad 25 diciembre, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cine, Economía, La Videoteca, Sociedad.
Tags: , , , , , , , , , ,
3 comments

Como ya sabéis, o al menos eso espero, la sección La Videoteca se publica los sábados. El calendario ha querido que hoy sábado, 25 de Diciembre, mi compromiso con el blog me obligue a publicar en el día que no hay periódicos en los kioscos y también a pesar de que muy pocos me leeréis hoy, y que incluso no lo haréis hasta que os recuperéis de las borracheras de estos etílicos días. En este día de Navidad se hace obligatorio añadir a nuestra videoteca virtual una película relacionada con el día de Navidad, aunque me leáis en Semana Santa cuando tengáis más asentados los estómagos. Como es la primera Navidad del blog, quería plantear un clásico, ya que algunos me decís que la colección que ha planteado hasta el momento esta sección es, en cierta manera, bastante contemporánea. No estoy muy de acuerdo con ello, pero como muestra de que acepto las críticas y también como intento de satisfacer a mis lectores mi regalo de Navidad es: Qué bello es vivir de Frank Capra.

Procedemos a revisar, por lo tanto, un indiscutible clásico del cine norteamericano. Regresamos a 1946, año en el que se produjo y estrenó esta película que obtuvo cinco nominaciones al Oscar y que sólo (perdón por el acento en el sólo, señores académicos) se libró de ganarlo por la fuerte oposición de una película de William Wyler: Los mejores años de nuestra vida. No fue un éxito de taquilla, ni de crítica, en una sociedad norteamericana que acababa de ver terminar la II Guerra Mundial y que no estaba para mensajes optimistas, pero con el tiempo se ha convertido en la película navideña por excelencia. Destacaría sobretodo el excelente ritmo de la narración y las interpretaciones; soberbias, en especial las de James Stewart, Lionel Barrymore, Henry Travers y Donna Reed.

El argumento, salvando las distancias, se me antoja en estos días tan contemporáneo… Stewart interpreta a un pequeño prestamista de gran corazón al que intenta hundir un banquero sin escrúpulos (Barrymore). Stewart ante un grave problema de liquidez económica decide suicidarse en Nochebuena, pero un ángel sin alas (Travers) encontrará en conseguir la salvación de Stewart, la posibilidad de ganar sus alas de ángel demostrándole cómo (perdón de nuevo señores académicos) su vida ha influido en mejorar la de otras personas, seduciéndole así para que elija vivir. Digo que me resulta muy contemporáneo porque en estos tiempos que corren cada vez veo más personas  que no conozco, y también a otras que sí, que caminan por la calle con las sogas anudadas al cuello deseando saltar desde un banco. Mientras los bancos, los que crearon esta situación crítica, la tensan, la soga, más y más… Bancos que desean darle la patada a los bancos de madera sobre los que muchos caminamos con la cuerda, aún floja, anudada al cuello. Pensando sólo en saldar la cuenta sin tener en cuenta a las personas que quisieran que les contaran un cuento de Navidad, aunque sólo fuera para el día de Navidad.

Anuncios

La fuerza de la costumbre 22 mayo, 2010

Posted by Dioni Palacios in Economía, Vida.
Tags: , , , , , ,
3 comments

Me levanto esta mañana y me encuentro con la que parece va a ser la noticia financiera nacional en las próximas semanas, Cajasur ha sido intervenida por el Banco de España. La caja cordobesa, finalmente, no ha llegado al tan cacareado acuerdo de fusión con la malagueña Unicaja. Fusión que tenía el beneplácito del propio Banco de España, la Junta de Andalucía y la propia Unicaja, en lo que parecía ser una operación que vendría a reforzar el panorama financiero bancario andaluz.

La intervención por parte del Banco de España, es quizás, dada la situación, la mejor garantía que pueden obtener los pequeños ahorradores, no tanto para los que tienen más de 100.000 euros en la cuenta. Sin embargo, yo como cliente de Cajasur lo primero que he hecho es depositar mis ahorros en otro lugar, no debajo de la baldosa (aunque cabría todo), me pregunto cuántos más habrán hecho lo mismo esta mañana, e incluso de madrugada. Aunque también es verdad que ésta era una decisión que ya tenía tomada previamente por otra serie de circunstancias relacionadas con las comisiones, digamos que ha sido un factor desencadenanate para adelantar la ejecución.

La noticia hubiera sido intrascendente y totalmente superflua para ocupar uno de mis vuelos si no fuera por tres devaneos mentales que han aflorado en mi dormida cabeza de sábado por la mañana. El primer pensamiento que me viene es: joder, qué chunga está la cosa, que casi más que un corralito nos hemos montado un huertecillo andaluz. Cada día que pasa pienso más en que a esto del capitalismo, como lo hemos entendido hasta ahora, le quedan pocos telediarios.

El segundo es más simple: joder, qué fácil nos ha hecho la vida Internet, te levantas, piensas, ejecutas, y el dinero vuela de un sitio a otro al ritmo del tráfico aeronaútico tras la apertura del espacio aéreo europeo tras la crisis provocada por la nube volcánica, lástima que el dinero en ciertas cantidades tenga la densidad del éter y la estela no sea visible desde el espacio.

El tercero es el que más me preocupa, una vez más, la tozudez de la Iglesia, que controlaba esta caja y que por un supuesto desacuerdo en cuanto a los reajustes de plantilla ha bloqueado la salvación vía fusión, debe ser que no querían crear unos cuántos mártires más. Parece ser que el estamento prefiere que el Estado sea el encargado de la salvación, y no Braulio Medel, como si se tratase de marcar la casilla de la Iglesia en la declaración de la Renta, lo pagamos entre todos que es más cristiano, la fuerza de la costumbre.

A %d blogueros les gusta esto: