jump to navigation

Gosford Park: Para yonquis de las historias corales 4 diciembre, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
trackback

Los casi 50 años de oficio de Robert Altman avalaron su extraordinaria capacidad creativa. Repartos corales acertadamente seleccionados, un minucioso sistema de trabajo en equipo, y el uso distintivo de múltiples historias, dieron como resultado una carrera plagada de filmes que ya podemos considerar clásicos. En 2001 el director norteamericano fallecido en 2006 cruzó el charco para realizar una coproducción británica, alemana, italiana y americana rodada en Inglaterra. Gosford Park es una historia coral que interpretaron Eileen Atkins, Bob Balaban, Alan Bates, Charles Dance, Kristin Scott Thomas, Stephen Fry, Michael Gambon, Maggie Smith, Emily Watson, Ryan Phillippe y Derek Jacobi (actor al que admiro mucho y que he de decir que una vez tuve el placer de felicitar personalmente durante el Festival de Málaga de Cine Español por un filme que sólo se sostenía por su interpretación: Anastezsi de Miguel Alcantud).

La historia nos sitúa a principios de los años treinta en la Inglaterra aristocrática. Un matrimonio de clase alta reúne a sus amistades en su mansión de la campiña británica, Gosford Park, para organizar una cacería. Allí se darán cita la nobleza inglesa, héroes bélicos y artistas de diversa índole que convivirán con la servidumbre. Todos ellos serán sospechosos de un asesinato.

El filme bebe de la herencia de obras como La regla del juego del maestro francés Jean Renoir, la serie británica Arriba y abajo y el “¿quién lo hizo?” clásico de las novelas de intriga de Agatha Christie y que contiene los códigos característicos de Altman. Los pilares que sostienen el filme son un fluido discurso social de estructura coral; una magnífica puesta en escena que nos introduce de lleno en la sociedad británica de la época; la utilización de diálogos encadenados y una excelente dirección de actores.

Una película que reportó a Altman el Globo de Oro y el BAFTA al mejor director y que fue nominada a 7 Oscars, entre ellos mejor película y director, de los que ganó solamente el Oscar al mejor guión original. Un trabajo cinematográfico que nos remite irremediablemente a seguir pensando que 80 años después de lo expuesto en la película y en cualquier sociedad del mundo el estatus social continúa delimitando mundos paralelos en nuestra realidad, la sociedad contemporánea. Y lo más importante: que la película me recuerda que soy un yonqui de las historias corales.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: