jump to navigation

Black hawk derribado: Cine bélico para el siglo XXI 18 septiembre, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , , , , , ,
1 comment so far

Esta semana vamos a añadir a nuestra Videoteca una segunda película de Ridley Scott, el director que diera vida a Alien o que nos introdujo en la ciencia ficción con Blade Runner, una de las más maravillosas películas del género y que abrió esta sección. Este trabajo de 2001, ganador de dos oscars técnicos (montaje y sonido) y dos nominaciones (director y fotografía), se encuadra en su filmografía tras la poco afortunada Hannibal y la ganadora del oscar Gladiator. Black Hawk Derribado está protagonizada por Sam Shepard, Ewan McGregor (Trainspotting, Moulin Rouge, La amenaza fantasma, El ataque de los clones) , Josh Hartnett (40 días y 40 noches), Tom Sizemore (secundario de lujo, Heat, Asesinos Natos, Nacido el 4 de Julio), Jeremy Piven y Ewen Bremner (producciones británicas, Trainspotting, Acid House).

Black Hawk Derribado es un drama bélico que narra la batalla de Mogadiscio, centrada en 1993, un equipo de las tropas de élite norteamericanas formado por 120 unidades Delta y Rangers se desplazó a la capital somalí, con la misión de capturar a dos importantes cabecillas seguidores del líder de la resistencia somalí contra las tropas de la ONU, Mohamed Farrah Aidid, y que llegaría a ser presidente de Somalia en 1995. Dos helicópteros UH-60 Black Hawk cayeron, y lo que iba a ser una rápida incursión se convirtió en una pesadilla que duró más de 15 horas con un sangriento resultado.

Si las escenas de combate fueron lo mejor de su oscarizado Gladiator y su talento para recrear mundos inéditos y transportarnos a ellos lo mejor de Los duelistas, Alien y Blade Runner, aquí el veterano virtuoso del relato cinematográfico alcanza su momento más logrado con enormes medios a su disposición y logra, como nunca antes otra película, meter al espectador en el centro de la caótica acción.

Black Hawk Derribado es una película altamente recomendable sobretodo para los amantes del cine bélico y la acción, muy dinámica y entretenida, un buen ejemplo del cine bélico del siglo XXI.

Anuncios

La naranja mecánica: Un violento conejillo de indias 11 septiembre, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , , , , , , , ,
1 comment so far

Añadimos hoy uno de los 14 largometrajes que dirigió el cineasta fallecido en marzo de 1999, Stanley Kubrick, quizás su película más polémica, una película que levantó ampollas cuando se estrenó en 1971 y que aún hoy, que somos espectadores tristemente más habituados a ver violencia, se hace dura de contemplar. Una película, nominada a 4 oscars (mejor película, director, guión adaptado y montaje) de los que no ganó ninguno, la película invita a la reflexión y va mucho más allá de un experimento psicológico. Interpretada por Malcolm McDowell; Patrick Magee; Michael Bates; Warren Clark y John Clive; La naranja mecánica evitará que olvidemos las notas de la Novena Sinfonía de Beethoven.

El film es una adaptación de la novela homónima de Anthony Burguess. Kubrick ideó para la película una atrevida puesta en escena con violencia y sexo explícitos que escandalizó por completo no sólo a la crítica, sino a la sociedad en general, de la misma forma que lo hiciese en su día la novela. La película trata el lado más oscuro de la juventud de su época (violencia, inadaptación…) de la misma forma que lo harían después otros films como la película británica Trainspotting, film que era promocionado como “la Naranja Mecánica de los 90” y también altamente recomendable y que por ello ya añadimos hace unas semanas a nuestra Videoteca.

La naranja mecánica es una de las obras maestras que el grandísimo Stanley Kubrick nos deja como legado y que nosotros aceptamos de buen agrado para ampliar esta sección en esta semana.

Trainspotting: Dilemas yonquis 31 julio, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , , , , , , ,
4 comments

Un mediodía cualquiera del otoño de 1996, estoy frente al televisor viendo un telediario de una cadena nacional privada. Como todos los días, en aquella ocasión la actualidad informativa se cimentaba en lo mismo de siempre, malas noticias. Hasta que, de repente, una buena: se va a estrenar en España una película británica que ha sembrado la polémica en el Reino Unido, su título Trainspotting. El presentador comenta que la película es una aproximación al mundo del consumo de drogas fuertes que oscila entre la apología y la huida. Y yo corriendo al diccionario de inglés, en aquel momento el que escribe cursaba el primer año de Filología Inglesa, y claro la ignorancia ofende. Sorpresa, trainspotting no tiene traducción literal, digamos que se podría decir que es algo que sólo hacen los británicos, es un hobby que consiste en anotar los números de serie de los trenes que se encuentran en las estaciones de ferrocarril, aburrida vida. Y entonces dices, ¿esto qué coño es? Y llega el viernes y lo primero que haces es ir al cine a ver la dichosa película. Y sales de la proyección y estás en una nube porque acabas de ver una película sobresaliente que dirige Danny Boyle que con esta película llegó a la cima de su carrera, luego bajaría bastante el nivel con Una historia diferente y terminó por ahogarse en La Playa. Aunque antes había dirigido una peli de un humor un tanto oscuro, más bien tirando a negro que estaba bastante bien, Tumba abierta. El renacimiento del realizador llegaría con la sobresaliente 28 días después y la oscarizada Slumdog Millionaire.

Trainspotting es la adaptación al cine de la novela homónima de Irvine Welsh, un escritor escocés que tiene la curiosa manía de escribir sobre lo que conoce de primera mano: las drogas, el sexo, la cerveza, el fútbol, el trapicheo… Sus libros son tan reales que no son algo más que renglones con contenido. Son vidas. Vidas que se han visto atrapadas y buscan huir de un mundo difícil de abandonar. Porque los personajes como el personaje que haría famoso a Ewan McGregor,  Mark Renton, afirman, a ritmo de Iggy Pop, “yo elegí no elegir la vida” porque para ellos la vida no es elegir un empleo, una carrera, una familia o un televisor grande que te cagas… La heroína es el elixir que da la vida, y la quita. Ahora entiendo el título, el que practica el trainspotting no tiene nada mejor que hacer, es su vida. A los personajes de la película les pasa lo mismo, no tienen ni pueden hacer otra cosa, la heroína es su hobby.

Trainspotting es filosofía, porque es uno de los mejores guiones adaptados de la historia, y el libro de Welsh es filosofía torpedera de una vida de dudoso valor, defiende y condena a la vez. Trainspotting es una obra maestra por su dinamismo; por el hiperrealismo en los decorados, vestuario y caracterización de los personajes; y por enlazar a la perfección ironía y patetismo. Si además le unimos una magnífica banda sonora que incluye temas de Iggy Pop, Blur, OMD, New Order, etc… Y unas interpretaciones prodigiosas que lanzarían al estrellato a sus actores principales encabezados por Ewan McGregor, Robert Carlyle, Johnny Lee Miller, Ewen Bremner… Todos fueron reclamados por producciones de altísimo presupuesto, y lo que es mejor, algunas de gran calidad.

Dije antes que Trainspotting es filosofía, y lo reafirmo, ¿alguien podría asegurar que el pensamiento platónico no fuera más que dilemas yonquis en la antigua Grecia?

A %d blogueros les gusta esto: