jump to navigation

Qué bello es vivir: Un cuento de Navidad para el día de Navidad 25 diciembre, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cine, Economía, La Videoteca, Sociedad.
Tags: , , , , , , , , , ,
3 comments

Como ya sabéis, o al menos eso espero, la sección La Videoteca se publica los sábados. El calendario ha querido que hoy sábado, 25 de Diciembre, mi compromiso con el blog me obligue a publicar en el día que no hay periódicos en los kioscos y también a pesar de que muy pocos me leeréis hoy, y que incluso no lo haréis hasta que os recuperéis de las borracheras de estos etílicos días. En este día de Navidad se hace obligatorio añadir a nuestra videoteca virtual una película relacionada con el día de Navidad, aunque me leáis en Semana Santa cuando tengáis más asentados los estómagos. Como es la primera Navidad del blog, quería plantear un clásico, ya que algunos me decís que la colección que ha planteado hasta el momento esta sección es, en cierta manera, bastante contemporánea. No estoy muy de acuerdo con ello, pero como muestra de que acepto las críticas y también como intento de satisfacer a mis lectores mi regalo de Navidad es: Qué bello es vivir de Frank Capra.

Procedemos a revisar, por lo tanto, un indiscutible clásico del cine norteamericano. Regresamos a 1946, año en el que se produjo y estrenó esta película que obtuvo cinco nominaciones al Oscar y que sólo (perdón por el acento en el sólo, señores académicos) se libró de ganarlo por la fuerte oposición de una película de William Wyler: Los mejores años de nuestra vida. No fue un éxito de taquilla, ni de crítica, en una sociedad norteamericana que acababa de ver terminar la II Guerra Mundial y que no estaba para mensajes optimistas, pero con el tiempo se ha convertido en la película navideña por excelencia. Destacaría sobretodo el excelente ritmo de la narración y las interpretaciones; soberbias, en especial las de James Stewart, Lionel Barrymore, Henry Travers y Donna Reed.

El argumento, salvando las distancias, se me antoja en estos días tan contemporáneo… Stewart interpreta a un pequeño prestamista de gran corazón al que intenta hundir un banquero sin escrúpulos (Barrymore). Stewart ante un grave problema de liquidez económica decide suicidarse en Nochebuena, pero un ángel sin alas (Travers) encontrará en conseguir la salvación de Stewart, la posibilidad de ganar sus alas de ángel demostrándole cómo (perdón de nuevo señores académicos) su vida ha influido en mejorar la de otras personas, seduciéndole así para que elija vivir. Digo que me resulta muy contemporáneo porque en estos tiempos que corren cada vez veo más personas  que no conozco, y también a otras que sí, que caminan por la calle con las sogas anudadas al cuello deseando saltar desde un banco. Mientras los bancos, los que crearon esta situación crítica, la tensan, la soga, más y más… Bancos que desean darle la patada a los bancos de madera sobre los que muchos caminamos con la cuerda, aún floja, anudada al cuello. Pensando sólo en saldar la cuenta sin tener en cuenta a las personas que quisieran que les contaran un cuento de Navidad, aunque sólo fuera para el día de Navidad.

Anuncios

Anatomía de un asesinato: Un juicio muy especial 3 julio, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , , , ,
add a comment

Esta semana vamos a añadir a nuestra videoteca Anatomía de un Asesinato, quizás, la película más recordada del director americano de origen austríaco fallecido en 1986, Otto Preminger. Película que firmaba el realizador en 1959, y que obtuvo 5 nominaciones al Oscar en aquel año en el que Ben-hur se alzaba con 11 estatuillas.  Las nominaciones fueron a mejor película, mejor guión adaptado. Y tres a la interpretación: la de James Stewart como actor principal, y las de George Scott y Arthur O’Connell como actores secundarios. Completaban el reparto Ben Gazzara y la más que atractiva Lee Remick, que completaban otros dos brillantes papeles.

Expondré brevemente el argumento: Paul Biegler (James Stewart), un abogado de Michigan, se encarga de la defensa del Teniente Frederick Manion (Ben Gazzara) acusado del homicidio del dueño de un bar que había atacado a su mujer (Lee Remick). El abogado muestra un gran dominio de la situación durante el juicio sin que le sorprenda demasiado la resolución del caso.

Anatomía de un asesinato tiene una serie de características que la han convertido en un clásico en la historia del cine judicial. Por un lado está el personaje del abogado idealista que no tiene un euro y que está convencido de la inocencia de su defendido; el amigo borrachín fundamental a la hora de resolver el juicio; la eficiente secretaria; el bondadoso y paciente juez; el acusado, un personaje verdaderamente brutal y la esposa de este último, un personaje revolucionario en cuanto a su sexualidad y forma de vestir y comportarse y la verdadera alma intrigante de la película.

Mención aparte merecen los títulos de crédito diseñados por Saul Bass para esta auténtica obra maestra del género, quizás más olvidada de lo debido pero que hoy 51 años después recuperamos para nuestra videoteca. Os dejo los títulos de crédito…

Vértigo (De entre los muertos): Un señor llamado Hitchcock 19 junio, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , ,
4 comments

Cuando me planteo seleccionar una de las 58 películas de Alfred Hitchcock, director que todos recordamos como el gran maestro del suspense, se me vienen varios títulos a la cabeza pero decido añadir a nuestra videoteca Vértigo (De entre los muertos),  y por favor no me pregunten por qué, porque quizás no les pueda responder.

Cuando Hitchcock filmó Vértigo (De Entre los Muertos) en 1958, su reputación como el mago del suspense había sido establecida firmemente, pero la crítica internacional aún no lo reconocía como un verdadero autor. Su carrera hollywoodense -desarrollada dentro del rígido sistema de producción de los grandes estudios- hizo que Hitchcock fuese considerado como un director comercial y taquillero por los especialistas en el cine de arte.

Fueron los escritos de François Truffaut en la prestigiosa revista Cahiers du Cinéma los que llamaron la atención hacia el cine de Hitchcock, a finales de los cincuenta. Truffaut convirtió al mago del suspense en uno de los directores más prestigiosos para la crítica cinematográfica.

Paralelamente a su nueva reputación, Hitchcock comenzó a hacer un cine cada vez más personal y menos complaciente con el público. Vértigo (De Entre los Muertos) no fue una cinta taquillera en su época, pero adquirió con lo años un enorme prestigio y se convirtió, para muchos, en la mejor película de su extensa filmografía.

El argumento plantea a un James Stewart que interpreta a un detective de San Francisco que sufre de miedo a las alturas y que deberá abandonar su actividad tras la caída de un compañero desde un edificio durante una persecución. Tras su retirada, un amigo lo contratará para que vigile a su esposa, la bellísima Kim Novak, que está inmersa en una profunda depresión. Stewart terminará obsesionándose con la misteriosa mujer.

Vértigo (De Entre los Muertos) es uno de los thrillers más elegantes jamás filmados. Su impecable belleza visual, el uso de los colores como medio para reflejar estados de ánimo, y las técnicas que Hitchcock inventó para la película (como el dolly-zoom) hacen del filme una experiencia cinematográfica difícil de olvidar. Copiado muchas veces, pero jamás igualado, el cine de Hitchcock alcanzó con Vértigo (De Entre los Muertos) la cumbre de su carrera como realizador. Esta maravillosa película que desde los títulos de crédito iniciales de Saul Bass supura maestría no podía faltar en nuestra videoteca.

A %d blogueros les gusta esto: