jump to navigation

Volver a empezar: El primer Oscar para España por película de habla no inglesa 22 febrero, 2013

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , , , , , , , , ,
trackback

Es de justicia añadir a esta Videoteca la primera película española que consiguió el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. El autor de dicho hito en 1982 fue José Luis Garci con su Volver a empezar (Begin the beguine). Una historia que habla del desarraigo que provocó la Guerra Civil Española, como manifiesta el propio director en la dedicatoria final “a la generación interrumpida” de jóvenes españoles de los años 30. Con esta excusa el realizador madrileño nos presenta al que fuera Chanquete, Antonio Ferrandis, interpretando a un emigrante asturiano que rehizo su vida en Estados Unidos compaginando su faceta de escritor con la de profesor de literatura medieval en la Universidad de Berkeley y que retorna de visita relámpago a Gijón tras haber logrado el premio Nobel de Literatura.

Durante este retorno se reencontrará con sus viejos amigos del Sporting de Gijón, donde jugaba antes de abandonar Asturias en 1938 (cameo de Antonio Maceda incluido). Pero el reencuentro fundamental de la trama es con su amor de juventud, Elena (Encarna Paso), lo que ahondará aún más en el tono melancólico y romántico que ya de por sí tiene la película a la que acompaña y ayuda en esa profunda tristeza el Canon en re mayor del compositor alemán del siglo XVII, Johann Pachelbel. Tema musical que hemos escuchado en muchísimas bodas y eso es lo que parece querer Garci, casarlos a la vejez. Los personajes han estado toda la vida casados por razones sentimentales y separados por la experiencia vital.

La discusión para la película llega en su enorme pedantería, Garci elige hablar de generación rota desde el punto de vista del que triunfó en la vida y se supo sobreponer al desarraigo. El daño moral que ha sufrido el personaje por dejar su tierra es sólo el amoroso. Todo lo demás le ha ido de perlas, vaya que si se llega a quedar en España no hubiera escrito ni una línea este intrépido ganador del Nobel. Hasta parece decirnos que sólo a uno le compensa rehacer  su vida si gana premios internacionales o es alguien importante. Aún así, la película se sostiene. Gran parte del mérito lo tienen los actores. Mucho me gustaron José Bódalo, amigo al que el protagonista en una secuencia magistral le revela el secreto de su visita, y Agustín González ese secundario de lujo que pone la parte cómica dando vida al propietario del hotel en el que se hospeda Ferrandis.

El bochornoso e  increíble peloteo a la Corona en una secuencia en la que el Rey Juan Carlos I felicita vía teléfono al escritor por su Nobel; algunos gags fuera de lugar; y algunos fallos en la credibilidad de las situaciones, por ejemplo que en el hotel no hay un sólo huésped aparte del protagonista. Son algunos de los detalles que la convierten en una película discutible y que no envejece bien. No obstante, debe estar aquí y os animo a verla porque es historia de nuestro cine.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: