jump to navigation

El hundimiento: El fin de un déspota descerebrado 30 abril, 2011

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
trackback

Hoy 30 de abril celebramos, y recalco celebramos, el 66º aniversario de la muerte de uno de los mayores déspotas, tirano descerebrado, que ha parido la humanidad. Un día como hoy de 1945, ante el asedio soviético, Hitler y su esposa Eva Braun se suicidaban en un búnquer de Berlín.

Oliver Hirschbiegel reconstruyó para el cine en 2004 los últimos días del dictador alemán. Un filme que con cierto tono de recreación documental se erige y valida como un probado ejercicio de rigor histórico. El hundimiento es la película que esta semana añadimos a La videoteca. La película estuvo nominada al Oscar a la mejor película de habla no inglesa que a la postre acabaría en manos de Alejandro Amenábar por su Mar adentro. Tampoco obtuvo el Goya a la mejor película europea porque topó con un Woody Allen en estado de gracia, Match point se lo arrebató.

La película tiene unos cimientos de factura muy consistentes. Hirschbiegel indudablemente tiene talento, ya lo había demostrado anteriormente con su controvertida El experimento. Pero el acabado perfecto lo otorga un nivel interpretativo del protagonista que roza la excelencia. Bruno Ganz es la viva representación de Hitler. Creo que nadie antes había retratado al dictador como lo hace el actor germano en este trabajo, mientras el realizador trabaja en la humanización de un inhumano.

Quizás ciertamente achacable el exceso de protagonismo del personaje real Traudl Junge, la secretaria de Hitler, con una introducción que roza el esperpento. Destacaría del resto del reparto a Juliane Köhler, en el papel de Eva Braun, que realiza un trabajo sobrio y creíble. Completan el elenco la secretaría Alexandra Maria Lara, Corinna Harfouch, Ulrich Matthes, Heino Ferch, Christian Berkel, Matthias Habich y Thomas Kretschmann.

Poco más que añadir para un filme que sienta cátedra para el abordaje de una recreación histórica y que narra una historia con un curioso final feliz: el fin de un déspota descerebrado.

Comentarios»

1. Andrés Barbero - 30 abril, 2011

Esta es una de esas películas que, por motivos providenciales, me quedé con ganas de verla pero sin hacerlo. Espero que se me presente pronto la oportunidad. Por cierto, y hablando de la provicencia, gracias al “Abubillo” conseguí una entrada para el Madrid-Barça de Champions. Espero que sea una buena señal. Ya te contaré. Saludos de Marta.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: