jump to navigation

Tarde de perros: Un recuerdo para Sidney Lumet 16 abril, 2011

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,
trackback

Cuando elijo hablar de una película porque su director ha muerto me produce una gran tristeza. Sobretodo porque en muchos casos significa que aún no había añadido ninguna de sus películas a La videoteca. El pasado sábado 9 de abril falleció a los 86 años uno de los directores de cine norteamericanos que mejor ha retratado la ciudad de Nueva York, Sidney Lumet. 41 películas nos dejó de las que recordaremos para siempre algunas obras maestras como 12 hombres sin piedad, Network: un mundo implacable, SerpicoAntes que el diablo sepa que has muerto, curioso el título elegido para la que a la postre fue su última película.

Sin embargo, hablaremos de Tarde de perros de 1975, película que obtuvo seis nominaciones al Oscar consiguiendo una solamente ya que le tocó competir con Alguien voló sobre el nido del cuco de Milos Forman. Precisamente fue en una categoría en la que no competía contra la adaptación literaria que montó Forman, obtuvo el galardón por el guión original que firmó Frank Pierson. Sidney Lumet nunca obtuvo un Oscar por sus películas, a pesar de haber sido nominado en cuatro ocasiones como mejor director y en otra ocasión como guionista. Nunca ocultó su deseo de conseguir la estatuilla y finalmente en 2004 le reconoció con un Oscar honorífico por toda su carrera.

Pero volvamos a la película, Tarde de perros plantea el robo a un banco consumado por dos atracadores sin experiencia, Al Pacino y John Cazale, que tras haber planificado un atraco perfecto de unos escasos diez minutos de duración, verán como se les complica el plan de manera que quedan atrapados por el cerco de la policía y se convierten en víctimas del circo que montan los medios de comunicación.

Uno de los puntos fuertes de la película es la magnífica dirección de Lumet que logra transmitir la sensación de secuestro y que nos hace empatizar con los secuestradores transmitiendo el síndrome de Estocolmo a la butaca del espectador. Me llama la atención algunos temas que el guión pone encima de la mesa como son los problemas sociales, la ineptitud policial, la homofobia y, sobretodo, el poder de los medios de comunicación.

Una película que, sin un gran presupuesto, pasó a la historia del cine con una cierta dosis de humor negro, con dos actores en estado de gracia (Pacino y Cazale) y con la ayuda de un gran reparto de secundarios como Charles Durning, Carol Kane, Chris Sarandon, Sully Boyar, Penelope Allen, Beulah Garrick o James Broderick. Y, sobretodo, por el arte y gracia detrás de la cámara de un maestro del cine que el diablo ya sabe que ha muerto.

Comentarios»

1. El mundo es nuestro: Humor 2.0 « El que voló sobre el nido del cuco - 22 abril, 2012

[…] pero también salvando mucho las distancias en tono y calidad, de una película de Sidney Lumet: ‘Tarde de perros’, de la que ya hablamos en este blog. Seguramente, ‘El mundo es nuestro’ ha heredado algo de la película Lumet en clave de […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: