jump to navigation

Ladrón de bicicletas: Cuando un robo es mucho más que un robo 12 febrero, 2011

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
trackback

A casi toda persona alguna vez le han robado algo. Un robo siempre es motivo de lamento, sobretodo porque nos toca en el orgullo ya que muchas veces es producto de un descuido. Pero sobretodo, para las personas honradas, sufrir un robo nos indigna porque robar es algo que nunca haríamos. Pero, ¿qué pasa cuando te roban algo que necesitas para trabajar y esta es la única manera de mantener a tu familia?

Así se plantea la película que añadimos esta semana a La videoteca. Una de las obras cumbre del neorrealismo italiano, dirigida por Vittorio de Sica en 1948 con un guión basado en la novela de Luigi Bartolini. Ladrón de bicicletas es la historia del robo de una bicicleta sufrida por un recién contratado pegador de carteles y de sus consecuencias. Esta excusa es suficiente para que Vittorio de Sica filme un extraordinario retrato realista de la Roma de posguerra y, en cierta manera, de la pobreza en Europa de después de la Segunda Guerra Mundial. Un retrato parecido al que supusieron Las uvas de la ira de John Ford o El pan nuestro de cada día de King Vidor para la Gran Depresión en Estados Unidos.

La película obtuvo en 1949 las distinciones a la mejor película extranjera en los Oscars, los Globos de oro, la National Board of Review, el Círculo de Críticos de Nueva York y los BAFTA. Tremendas me parecen las interpretaciones de Lamberto Maggiorani y el niño Enzo Staiola, que prometía como actor pero que finalmente dedicó su vida a la enseñanza de las matemáticas. El cine se ha perdido un gran intérprete…

Mención aparte merece la impronta realista de la película. Lo cotidiano de la vida romana es retratado de una manera tan convincente que raya la realidad, los amplios planos en exteriores contribuyen a convencer al espectador de que lo que ve no es ficción sino realidad. La producción italiana lejos de Cinecittà debido a su ocupación por los damnificados por la ocupación alemana contribuyó al desarrollo del neorrealismo italiano que había iniciado Luchino Visconti con su Roma, ciudad abierta en 1945. La extrema pobreza, no tan lejos de lo que parecen anunciarnos los derroteros críticos por los que circulamos en 2011, denuncia que un robo puede ser mucho más que un robo.

Comentarios»

1. La vida es bella: Celebrando el día del Padre « El que voló sobre el nido del cuco - 17 marzo, 2011

[…] películas en las que también aparecen relaciones entre padres e hijos que merecen un homenaje: Ladrón de bicicletas de Vittorio de Sica; Camino a la perdición de Sam Mendes; El infierno del odio de Akira Kurosawa. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: