jump to navigation

Loquillo: La vida por vivir 9 noviembre, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cultura, Música, Vida.
Tags: , , , , , , ,
trackback
Loquillo durante su concierto en Sala París15. Foto: Migue Fernández

Loquillo durante su concierto en Sala París15. Foto: Migue Fernández

El pasado viernes saldé una deuda que tenía pendiente con el Rock and Roll español y, en cierta manera, también con un viejo amigo eterno, Toni. El Loco tocó en Málaga en una sala, París15, que se presenta como verdaderamente prometedora para la programación musical malagueña. Una apuesta arriesgada, pero que parece muy bien montada y con una configuración muy cómoda y una acústica bastante buena.

En esta ocasión la expedición musical la componíamos Oli, el astur desatado; Migue, ese gran amigo y casi mejor profesional de la fotografía y que además fue a currar para su medio (gracias por la cesión de la foto para el blog); y yo mismo, volando sobre el nido del loco, sólo por esta vez.

Pero, una vez más en esta mi frenética y agitada vida musical reciente no me voy a centrar en la música para explayarme en el blog. Me interesan más las sensaciones, las emociones que tengo al contemplar y escuchar el espectáculo. E inevitablemente, al verle sobre el escenario lo primero que se me vino a la cabeza es nuestro amigo Toni, era un gran admirador, su gran imitador en cierta manera. Los gestos de Loquillo eran los gestos de Toni, o viceversa. Migue me comentó al salir del concierto, quizás con más conocimiento de causa, lo mismo que yo pensé y no me atreví a decir antes. Gestualmente, musicalmente, personalmente era imposible no recordar. Donde quiera que estés, amigo: nos acordamos de ti, demasiado a menudo. Fue demasiado pronto. Había demasiada vida por delante.

Loquillo en concierto resulta imprescindible para terminar de comprender la música española de los últimos 30 años, pero sobretodo para comprender al personaje, incluso para comprender a un amigo. Un tipo que nunca dejó indiferente pero que concretamente, en mi caso, se ha hecho con mi favor definitivo con sus últimos diez años musicales, precisamente cuando Loquillo es ya un músico reposado que es capaz de analizar el pasado y mirarlo nostálgicamente pero también de vivirlo en el presente con madurez. Quizás por eso subió Sabino Méndez al escenario para recuperar un poco del ayer, la esencia de cuando fueron los mejores. Personalidad, carisma, poder, chulería, tablas, sonido, voz (qué voz) y conexión con su público. Un músico consciente de que ya murió de éxito pero que tiene la vida por vivir.

Comentarios»

1. MiGuE - 9 noviembre, 2010

muy acertado compañero, me alegro de vivir estos momentos contigo; en cierta manera él también estaba con nosotros desatando su energía vital transformada.

un abrazo, y seguimos juntos en la carretera…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: