jump to navigation

El infierno del odio: Un conflicto soberbio, una resolución magistral 9 octubre, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , , , , ,
trackback

El infierno del odio, rodada por Akira Kurosawa en 1963, va a ser la primera película asiática que añadamos a nuestra Videoteca. Esta adquisición es producto de mi reciente visionado de la película, un film que me dejó boquiabierto en sus dos partes claramente diferenciadas.

Una primera parte en la que un impresionante Toshiro Mifune, actor fetiche de Kurosawa, encarna a un empresario de la industria zapatera que ante las diferencias con la junta directiva decide invertir sus ahorros en realizar una compra de acciones para tener el control de la empresa y poder así fabricar zapatos buenos, bonitos y cómodos. Pero, justo antes de realizar el pago por la compra de acciones, recibe una llamada en la que le informan del secuestro de su hijo por cuyo rescate ha de pagar 30 millones de yenes, una cantidad que le impediría hacerse con el control de la empresa.

Hasta aquí, la resolución del conflicto, para cualquier padre de familia, sería evidente: pagar. ¿Pero qué pasaría si de repente tu hijo aparece en el salón y te das cuenta de que realmente han secuestrado por error al hijo de tu chófer? ¿Condenarías a muerte al niño con el consiguiente juicio moral por parte de la opinión pública señalándote como culpable o lo salvarías sabiendo que, habiendo estado acostumbrado a una vida opulenta, quedarías en la más absoluta ruina? Un planteamiento magistral al alcance de muy pocos y que inicia una trama impresionantemente dinámica dividida en dos partes: la negociación con el secuestrador, seguida de la investigación policial para intentar identificar y arrestar a los cómplices y al cerebro de la operación.

Cine negro del bueno de verdad agrandado con un dominio de la fotografía en blanco y negro poco menos que sobrenatural y en el que se incluyen los primeros coqueteos de Kurosawa con el uso del color, a través del coloreado de fotogramas. Dos horas y veinte minutos que se agotan en un santiamén porque Kurosawa sabe mantener la tensión del filme en todo momento, a pesar de que me resulta muchísimo más interesante, desde el punto de vista del guión, la primera parte de la película.

La investigación policial está descrita de una forma didáctica, atreviéndome a decir que casi rozando el documento, convirtiéndose en un manual de consulta imprescindible para todo aspirante a policía. A través del conflicto planteado aparecen temas tan interesantes como la avaricia empresarial, el poder, la bondad, la codicia, la envidia, la piedad, el poder de los medios o el poder de la opinión pública.

Querría finalizar señalando que la traducción literal del título original de la película sería Alto y bajo, en clara alusión a la situación espacial de la casa del señor Gondo (Mifune) con respecto al resto de la ciudad. Tampoco quería acabar sin informar de que Mike Nichols prepara actualmente un remake de este filme sobre un guión de David Mamet. De talento no carecen estas dos piezas pero, sin duda, les será difícil superar a la que es posiblemente, junto a alguna que otra joya también merecedora del título, la mejor película policial de la historia del cine universal y, seguro, del cine negro asiático. Imprescindible.

Comentarios»

1. La vida es bella: Celebrando el día del Padre « El que voló sobre el nido del cuco - 17 marzo, 2011

[…] un homenaje: Ladrón de bicicletas de Vittorio de Sica; Camino a la perdición de Sam Mendes; El infierno del odio de Akira Kurosawa. Ahí tenéis para entreteneros, hasta la próxima […]

2. Dani - 14 octubre, 2010

Me resulta una sorpresa, pues mira que no asociaba yo a Kurosawa con el género negro. Le conozco por Rashomon, Los Siete Samurais o Yojimbo, todas obras fabulosas…y creo que no he visto ninguna más. Supongo que alguien de su talento puede atraverse con cualquier material y salir no sólo airoso sino conseguir algo maestro.
En vez de mi imperdonable omisión (tratándose de Kurosawa adivino que serán varias) pensaré en lo afortunado que soy por poder aún disfrutar de una obra como esa por vez primera…y me preparo pues para quedar boquiabierto si fuere menester.

Salud!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: