jump to navigation

Adiós al Raúl Madrid 27 julio, 2010

Posted by Dioni Palacios in Deportes.
Tags: , , , , , , , , , , , ,
trackback

Entre los mediodías del domingo 25 de julio y del lunes 26 de julio de 2010  sólo pasaron 24 horas, a veces 24 horas son suficientes para cambiar el curso de la Historia o como, en este caso, dejarla atrás. El domingo fue José María Gutiérrez Hernández, más conocido como Guti, quizás el futbolista de más talento que ha parido la cantera blanca desde la época de la Quinta del Buitre, quién dijo adiós al club de Concha Espina. En estos 14 años en la primera plantilla del Real Madrid, no recuerdo un sólo verano en el que no se hablara de su salida del club, tampoco recuerdo a un sólo entrenador que no acabara rindiéndose a la evidencia de su calidad, quizás su mayor problema haya sido tener que remar siempre contracorriente con su afamado difícil carácter. A pesar de ello, nos ha dejado momentos de futbolista inolvidable, un superclase que lo ha dado todo por el club, y que podría seguir ofreciendo pases imposibles y demás incontinencias futboleras. Guti cometió un error más, de los que siempre le han acompañado, decir las cosas como las siente en el momento, sin pensarlas, como el niño que no puede dejar de llorar si no le colocan el chupete. Se despidió de la afición en el último partido de la Liga 2009-2010 en el Bernabéu frente al Athletic de Bilbao, semanas después tras conocer parte del nuevo proyecto le dieron ganas de quedarse. José Mourinho, hombre de principios según parece, al llegar al Real Madrid, dijo que un jugador que se ha despedido de la afición no puede quedarse. La condena de Mourinho me suena como esa canción del maestro Sabina, al que volví a ver hace poco en concierto, y  que dice que “al lugar donde has sido feliz debieras no tratar de volver“. Maestro Gutiérrez, suerte en Turquía, seguiré tus pasos como espero que tus nuevos compañeros sigan tus pases.

El lunes, al despedir al 7,  “el Real Madrid pasa una página muy gruesa” según Valdano, el poeta del fútbol que descubrió al pincel con el que se ha escrito la Historia reciente del club, el buque insignia del Real Madrid de las 3 Champions League en color, el Raúl Madrid. Poco más se puede decir de Raúl de lo que ya se ha dicho, se va el Gran Capitán, un ejemplo de deportista y persona a seguir y que merecía terminar su carrera vestido de blanco como hicieran otros ilustres como Santillana o Sanchís. Raúl González Blanco, no podía tener otro segundo apellido más adecuado, sigue los pasos de otros que también debieron acabar en Madrid y que no lo consiguieron como Butragueño, Míchel o el mismísimo presidente de Honor, don Alfredo Di Stéfano. Algún día, aquel chico tímido, pero poseedor de un especial desparpajo, que un día debutó en la Romareda y marcó su primer gol de blanco a su ex equipo, el Atlético de Madrid, volverá para hacer algo grande por un club que debería haberle retenido, haberle convencido, para que se despidiera como merece, jugando en su casa, el Bernabéu.

Comentarios»

1. sergioangelvarela - 27 julio, 2010

¡¡Alabado sea el Mesías Blanco!! Con Raúl va a ocurrir algo que ya hemos visto: otros vendrán que bueno (o mejor que bueno, eterno) lo harán.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: