jump to navigation

Kids: Una dosis de realidad no apta para almas sensibles 24 julio, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , , , , ,
trackback

Hace pocos días me hicieron una de esas preguntas que te gusta contestar porque te ayudan a recordar algo que has aparcado un tiempo. La pregunta era algo así: ¿qué películas americanas recuerdas como extremadamente realistas? Y recordé la ópera prima del fotógrafo norteamericano Larry Clark, nadie mejor que un fotógrafo para provocar el tremendo choque entre ficción y realidad que presenta Kids. Un documental no habría gozado de tanto realismo.

Kids nos pone durante 24 horas en la fría realidad de un grupo de adolescentes neoyorquinos, lo que supone un profundo viaje por sus problemas y su búsqueda de felicidad en el recurso al sexo, el alcohol y las drogas. Un grupo de chicos y chicas que viven en una cultura propia, alejada de cualquier valor de autoridad referencial, y que salen a las calles, el lugar donde mejor se sienten, para vagar por ellas hablando de sexo y su mecánica; fumando hierba; y realizando todo tipo de gamberradas, en un camino hacia la autodestrucción que no se les intuye muy largo, y en el que bailan entre la virginidad y el virus del sida.

Gran parte del éxito de esta película, rodada en 1995, radica en el magnífico elenco de actores no profesionales que conforman el reparto encabezado por Leo Fitzpatrick, Justin Pierce y Chlöe Sevigny, que logran construir personas más que personajes, parecen ser ellos mismos, sin guiones, sin percibir la cámara, sencillamente impresionantes. El propio director, Larry Clark, afirmaba en una entrevista para la revista Preview que “…se han hecho muchísimas películas de adolescentes con actores adultos…el sólo hecho de que sean actores conocidos ya da una sensación de irrealidad…Yo no quería actores famosos, sino gente real. Si hubiera cometido el error de aceptar las presiones, contratando actores profesionales, habría obtenido otra mierda de Hollywood, preciosa y perfectamente envuelta en celofán de colores, que no hubiera servido para nada”. Esto se resume en dos palabras: cine independiente.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: