jump to navigation

El mariachi: Ventajas de ser cobaya 10 julio, 2010

Posted by Dioni Palacios in Cine, La Videoteca.
Tags: , , ,
trackback

Cuando vi El mariachi, el largometraje con el que Robert Rodríguez debutó en la escritura y dirección en 1992, me pregunté dos cosas: cómo con un presupuesto de 7000 dólares se puede rodar un thriller que resulte tan creíble; y cómo se puede sostener tan brillantemente un guión cuya base es una confusión. Y te haces estas preguntas sin considerar la película una obra maestra, que en relación calidad-coste, verdaderamente lo es. Aunque normalmente el espectador no se plantea cuánto cuesta la película que va a ver, bastante tiene con saber el precio de la entrada de cine, que de paso me permito la licencia de decir que es elevado si se entiende el cine como lo que es para mí, cultura, ¡qué caro es ser culto!

La cosa es que en El mariachi hay cosas más importantes que su reducido presupuesto. La película es la coincidencia hecha arte y muerte, la coincidencia en un pequeño pueblo mexicano de dos hombres que visten de negro y portan una funda de guitarra. Uno guarda el instrumento, el otro guarda un arsenal de armas y llega al pueblo a ajustar las cuentas a un traficante que le jugó una mala pasada. La confusión de los secuaces del traficante entre ambos hombres va a provocar que el pacífico músico tenga que elegir entre vivir o morir, lo que significa su vida o la de los demás. Llama la atención que el héroe no es un ex-policía o algo parecido, es un artista, si quieres saber cómo reaccionaría un artista en una situación límite El mariachi es la respuesta. La película no es más que una reflexión sobre la actitud humana hacia la supervivencia y la heroicidad en situaciones límite.

Si a este curioso guión añadimos una forma de rodar ingeniosa pero dinámica y un montaje en el que se encierra la estética del filme y da el ritmo adecuado a cada secuencia, sólo falta poner el broche contando cómo Robert Rodríguez consiguió los 7000 dólares para rodar, hizo de cobaya en laboratorios farmacéuticos. Allí además robó una silla de ruedas para rodar los travellings y conoció al que sería el protagonista de la película, Carlos Gallardo. Luego, la película ganaría numerosos galardones entre ellos el premio del público en el festival de Sundance.  ¿Saben la dirección de esos laboratorios?

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: