jump to navigation

Cascarón de huevo 1 junio, 2010

Posted by Dioni Palacios in Política, Religión.
Tags: , , , , , ,
trackback

Hay días que lees y ves noticias que te quitan las ganas de ser humano y empiezas a pensar en la metamorfosis, aunque sea en una transformación a pez globo, porque otros ni eso merecen, ni siquiera optan a migrar a cucaracha porque estos simpáticos bichitos tienen más dificultad que ellos para abrirse camino entre la mierda.

El acto pirata de ayer del ejército israelí en aguas internacionales contra una flotilla humanitaria con destino a la Franja de Gaza, no tiene otro nombre, bueno sí lo tiene: atentado consentido. Pero de más piratería me parece lo de hoy de la ONU que no condena a Israel por este atentado contra la vida, la cooperación internacional, la comunidad palestina… De todas maneras, ¿de qué iba a servir una condena? Si esta gente hace lo que quiere porque se lo permiten (y casi les aplauden), porque manejan mucho dinero en este mundo, porque compran a los que si abren la boca dejarán de vender, porque controlan el sistema financiero del país de Obama y el de medio planeta, por no decir del universo completo. Ya no se trata de enterrar, obviar o disculpar el error cometido por la ley de compensación por el Holocausto (que sí que por supuesto lo hubo) con la creación del Estado de Israel, porque 62 años después se están meando encima, no sólo de los palestinos sino también de los que intentan ayudarles, que están casi más desamparados que los propios destinatarios de la ayuda. Curiosa costumbre esa de disparar primero y preguntar después…

Vivimos en un mundo donde la doble moral cada día me asquea más. Como si de un juego de niños se tratase, como cuando decíamos: “has perdido, son 20 collejas, pero como eres cascarón de huevo…se quedan en 2…”, la ONU condena los actos pero no al Gobierno de Israel, porque es cascarón de huevo. Yo no soy ni moro, ni cristiano, pero ni mucho menos, judío. Ahora llámenme antisemita… que eso de la doble moral se nos da muy bien, sobretodo cuando uno está acostumbrado no sólo a no poner la otra mejilla, sino que ni siquiera expone la primera cuando ya tiene el dedo en el gatillo después de haber disparado.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: